Un miembro de la Marina (Armada Dominicana), le escribe a Danilo

0
536
CARTA ENVIADA POR UN MARINERO AL PRESIDENTE DANILO MEDINA SANCHEZ: QUERIDO PRESIDENTE: Necesito urgente que usted nos haga una visita sorpresa, pero ya, y le explico las razones: 1) Ya no aguantamos seguir comiendo este chao tan malo, ya mis compañeros y yo sufrimos de úlcera gástrica, y lo mismo pasa en la mayoría de los recintos militares, comiendo guineitos duros, coditos viejos, arrenque donados por los almacenes cuando se vencen, pollos ahogados, carne de cerdo podrida, espaguetis con gorgojos, carne de vaca cuando los cuatreros militares la consiguen, avena vieja, mientras tenemos que gastar nuestro miserable sueldo de 7 mil pesitos pagando intereses al prestamista, quién es nuestro mismo comandante, que utiliza un subalterno de testaferro, y nos cobra 30 y 40 por ciento de interés mensual. Nos dan poca comida para que gastemos nuestro miserable sueldo en las cantinas que son del mismo comandante, es abusivo el precio de los refrescos y bizcochos. Todo se queda en el bolsillo de los jefes, el dinero de los préstamos, la cantina, la mesa, y estos se burlan de nosotros con sus lujosas jeepetas, bebiendo whisky de 4 mil pesos y paseándose con sus chapiadoras . 2) Queremos una visita sorpresa ya, porque tenemos años que no, nos suministran ropas, ni botas, medias, pantaloncillos, franelas, chamacos, tenemos que ir a las compraventas más cercanas para poder conseguir botas usadas, y por lo regular esas compraventas son de los jefes, tenemos que andar de paca en paca buscando ropas y botas baratas, mientras vemos al jefe del almacén en jeepetas de lujos, y dándole ropas a civiles, y a familiares. Estos encargados de almacenes visten con ropas de lujos, ropa kaki de casimil ingles, y zapatos de charol, y uno pasando vergüenza en la calles con ropas rotas y pidiendo bola. 3) Queremos una visita sorpresa porque vemos una nómina de mas de 15 mil hombres en nuestra institución, y al final los servicios, la yuca la hacemos los pendejos, los que no podemos dar dinero al ejecutivo, y pagar un buen traslado en recursos humanos, mientras vemos que cada general tiene 10 y 15 hombres asignados, esos por lo menos están comiendo bien, en las fincas, discotecas, las casas de los jefes, etc. 4) Queremos una visita sorpresa porque estamos hartos de hacer servicios que no, nos corresponden, como manejarles a los jefes y lavar sus jeepetas, manejarles a sus amantes y cargarles las compras, manejarles a los hijos que tienen menos rango que nosotros, cuidar discotecas, atender colmadones, trabajar en financieras, bañar perros rabiosos, ser guardaespaldas de empresarios que nos maltratan, trabajar con comerciantes y narcos, amanecer cuidando fincas y villas, ser cocineros y camareros en casas de unos pendejos que no conocemos, lavar carros y jeepetas ajenas, limpiar casas, ser choferes de los hijos de jefes borrachones que beben hasta la madrugada, y si les pasa algo caemos preso, cuidando bancas de apuestas, llevando niños al colegio, etc. 5) Queremos finalmente visita sorpresa para saber en que invierten el presupuesto millonario de nuestra institución, porque tenemos los mismos fusiles viejos que no disparan, hacemos servicio sin cápsulas arriesgando nuestras vidas, no tenemos transporte para la libertad, comida mala, vamos en el camión del servicio de relevo como perros, mojándonos y cogiendo sol, sueldos de miseria, hospitales sin medicamentos, no nos pagan colegios y escuelas de nuestros hijos, no tenemos planes de vivienda, nos hacen muchos descuentos, no tenemos seguridad, no tenemos salud digna, ni pensiones dignas, y aparte de todo eso tenemos que soportar todas las arbitrariedades de nuestros superiores.
Te podria interesar  Biden pone a prueba campaña digital quedándose en casa
“QUERIDO PRESIDENTE, NECESITAMOS URGENTE UNA VISITA SORPRESA”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí