La otra “cantera”

0
174

El tapón de las 6.00 p.m. de un viernes bajo un aguacero no presagiaba la mejor de las veladas. Se celebraba el concierto de cierre del Tercer Taller de Formación para Jóvenes Cantantes, de la Fundación Sinfonía, en el auditorio del Conservatorio de la capital y lo que allí se vio, escuchó, disfrutó y aplaudió fue pura magia.

Kamal Khan es uno de los profesores de canto lírico más reputados del mundo, además de director de orquesta y reputado pianista. Llegó al primer taller para la Formación de Jóvenes Cantantes de la mano de César Wonenburger y ya es una pieza insustituible en este proyecto.

Para el concierto de este grupo de alumnos (unos del conservatorio, otros vienen del extranjero atraídos por la calidad del taller) eligió un programa que mostrara la calidad de las voces y el aprovechamiento del curso.

Estas clases no sólo se limitan al trabajo de voz, sino que se incluye el movimiento y expresión teatral, así como dicción en italiano.

Extractos de Mozart y sus Bodas de Fígaro, de Rigoletto de Verdi y de Tosca de Puccini fueron el vehículo para apreciar la prodigiosa voz de un joven Luis Mañán, un estudiante de ingeniería mecánica que empieza a trabajar su don. O de Laura Virginia Pernas, que no solo tiene una presencia y una voz privilegiadas, sino que muestra un dominio escénico y capacidad teatral encomiables. Saylí Pérez, una joven cubana magnífica en su papel de Susanna y a la que se ve disfrutar en el escenario. Una artista en el sentido más profundo de la palabra.

Es difícil hablar de uno en uno. El conjunto parecía haber trabajado por meses en las escenas, cuando en realidad habían sido unas horas de trabajo con el maestro.

Te podria interesar  Abogados defienden derecho de viceministra a colocar bandera LGBT en oficina

Más: Otilio Castro, presencia imponente en las tablas, tanto en voz como en expresividad. Keny Gómez, en al menos tres papeles, siempre afinado y metido en su rol. La joven Ruth Fermín, estudiante de Medicina y con una asombrosa, hermosísima voz, haciendo el papel de Cherubino. Pura Tayson, profesora reputada y siempre emocionante.

José Heredia ya ha hecho una carrera en el terreno profesional y su voz prodigiosa regaló el aria Recondita armonia emocionando a un auditorio entusiasmado. Carmenchu Domínguez, Tosca por derecho propio, viajará en octubre a La Coruña, España, donde actuará en Don Carlo, con un pequeño pero importante papel y donde compartirá escenario con un reparto encabezado por el reconocido Ferruccio Furlanetto.

La Fundación Sinfonía inició estos talleres en julio de 2018, y les dio continuación en enero de 2019. En esta tercera edición se trabajó con los mismos participantes, teniendo como profesor a Kamal Khan, graduado de la Manhattan School of Music, y como invitada a Hilda Ramos, cantante portorriqueña. César Wonnenburger, director de la Ópera de La Coruña, es asesor artístico de la Fundación.

Khan, al piano durante toda la función, no puede esconder el profesor que lleva dentro. El auditorio del Conservatorio se prestaba: todos los presentes eran aprendices ese día y regaló alguna explicación puramente musical (armonías y escalas arriba y abajo) además de poner en contexto las secuencias del concierto.

Escenario minimalista, profesionalidad indiscutible. Estos no eran estudiantes, eran artistas pidiendo a gritos (muy afinados) un espacio, un tiempo, unos fondos que les permitan desarrollar su talento. Los patrocinadores de los talleres pueden estar seguros de que el proyecto vale la pena. No se pierdan la próxima función.

Tú puedes formar parte de nuestra RED NOTICIOSA NACIONAL


Become a Patron!


 

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí