Joao Gilberto, el padre de la bossa nova, entre éxitos y Frank Sinatra

0
180

Al legendario compositor brasileño Joao Gilberto solo le bastó su voz susurrante y la guitarra acústica para ser el mayor protagonista de la bossa nova, subgénero devenido de la samba y el jazz que surgió a finales de los años 50 y que le acuñaron como el ‘padre de la bossa nova’.

El pasado 6 de julio Joao Gilberto murió a los 88 años, informó su hijo Joao Marcelo.

El creador queda en la historia también por impresionar a Frank Sinatra, tomando su carrera un repunte internacional. En 1967, Frank Sinatra incluyó “Girl from Ipanema” en su repertorio, cuya interpretación se encuentra en Youtube.

Como muchos genios citados en la historia, murió en la ruina. Gran parte de ese destino fue por su personalidad.

Nacido el 10 de junio de 1931 en Juazeiro, en el estado de Bahía (noreste), Joao Gilberto Prado Pereira de Oliveira descubrió la música con su primera guitarra, a los 14 años.

Cita el portal Infobae que Joao era un ser centrado en su música y bastante perfeccionista, tanto, que sus indisciplinas, enojos súbitos y exigencias desmedidas resintieron la relación con sus compañeros los Garotos Do Lua. Sólo duró un año y medio con ellos antes de ser expulsado.

Con los años, a pesar de los éxitos, vivía mas retraído. Se pasaba horas practicando con su guitarra, y prefería siempre el baño, porque era el lugar con menos acústica de la casa. En su mejor momento solo aceptó participar en los recitales que él consideraba interesantes, con buena acústica y donde ‘respetaban la música’. Además, cantaba a bajo volumen, por lo que le gustaba que durante su performance la gente no hablara.

Te podria interesar  Juliana: Privatización del Instituto del Cáncer, "sería condenar muchos a muerte", se enciende alarma entre los diputados,

El artículo “La melodía infinita” de Juan Forn publicado en el portal argentino Página 12 refiere lo siguiente: “El problema de João con los micrófonos es que generaron un gigantesco malentendido: la idea principal al inventarlos, según él, no era amplificar el sonido sino hacer sentir a cada persona de la platea que le estaban cantando al oído. Eso era lo que más le gustaba en el mundo a João: tocar bajito, toda la noche, sentado en un bar o en un living, rodeado de un puñado de fieles, y al amanecer, café con leche y pan con miel para todos, pagado de su bolsillo, en algún barcito que mirara al mar en Ipanema”.

Por los problemas financieros para finales de 2017 su hija Bebel obtuvo su tutela, cuando ya no podía cuidar de su salud y sus finanzas debido a su fragilidad física y mental.

Ver también: Muere Joao Gilberto, padre de la bossa nova

Joao Gilberto, la legendaria voz de la “Garota de Ipanema”, murió enfermo, solo y en la ruina

Los músicos y el público lo recuerdan por su aporte a la música y la cultura brasileña.

Siempre con la inquietud musical, salió de su ciudad natal hacia Río de Janeiro y allí tocó en una pequeña banda, Garotos da Lua, con la que hizo sus primeras grabaciones, y en 1957, según reportes, se dio a conocer como guitarrista en un disco de Elizeth Cardoso, “Cançao do Amor Demais”, compuesto por Tom Jobim y Vinicius de Moraes.

En 1958 lanzó “Chega de saudade” marcando la química entre las armonías de Jobim y las palabras de Moraes.

Te podria interesar  Desconocido mata a tiros a hombre cuando conducía su vehículo en Tamboril

En 1960 y 1961 lanzó otros dos álbumes, con composiciones de Jobim y Moraes, junto a otros referentes.

Viviendo en la ciudad de Nueva York por 20 años y dos años en México, creó un vínculo con Jobim y músicos de jazz como el saxofonista Stan Getz.

Es por eso que con el álbum Getz/Gilberto, donde vio la luz “Garota de Ipanema” cantada por Astrud Gilberto, su primera esposa (que lo dejó por Getz), Gilberto alcanzó el éxito, como también fue exitoso el concierto en el neoyorquino Carnegie Hall, en 1964.

En 1967, Frank Sinatra incluyó “Girl from Ipanema” en su repertorio, y la bossa nova cautivó a una audiencia internacional.

Gilberto siguió cosechando elogios en 1970 con su nuevo álbum, “Ela é Carioca”. Y, aunque leal a Jobim, también se unió a Caetano Veloso y Maria Bethania, mezclando bossa nova y samba, entre canciones y diálogos.

Gilberto regresó a Rio de Janeiro y cantó en importantes escenarios del mundo con las composiciones “Desafinado”, “Garota de Ipanema”, “Chega de saudade”, “Rosa Morena”, “Corcovado” y “Aquarela do Brasil”.

En 2001, ganó el Premio Grammy al mejor artista de música del mundo por su álbum “Joao: Voz e Violao”.

En agosto de 2008, las entradas para sus conciertos para el 50 aniversario de la bossa nova se agotaron en menos de una hora. Y en 2015 se presentó en los festivales de Viena, Marcillac y Marsella.

La mayoría de los brasileños lo vieron por última vez en un video en 2015, donde aparecía, muy delgado y en pijama, cantando “Garota de Ipanema” a su nieta acompañado de la guitarra.

Mientras, centenares de personas acudieron al Teatro Municipal de Río de Janeiro para rendir un último tributo a uno de los creadores de la bossa nova y lo hicieron con los acordes de “Chega de Saudade”, la canción con la que Joao Gilberto dio a conocer este género musical al mundo.

Tú puedes formar parte de nuestra RED NOTICIOSA NACIONAL


Become a Patron!


 

Loading...
Te podria interesar  Gobierno dominicano coloca US$3,500 millones en bonos, el monto más grande la historia

“Desafinado”, uno de sus recordados temas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí