“Antes podías quemar un CD pirateado, pero hoy todo es digital”

0
169

La Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA) es el organismo del Estado responsable de administrar, regular y tutelar todo lo relacionado con el derecho de autor. En palabras de su director, el doctor Trajano Santana, todo lo relacionado a la propiedad intelectual impacta directamente en la economía de los países. “El derecho de autor tiene una incidencia transversal por su importancia en la economía. Está generando alrededor de un 4% del PIB a nivel mundial y un 2% en todos los empleos que generan las industrias creativas”, destaca el funcionario.

Santana asumió funciones en diciembre de 2016. Afirma que recibió una institución sin ninguna operatividad. “Era una oficina llena de cajas donde estaban los registros de los autores de los últimos 35 a 40 años. Dependiente del Ministerio de Cultura, sin ninguna importancia, sin presupuesto y con una nómina de 12 personas”, recuerda de esa época.

Destacó que, en la actualidad, tras un plan estratégico que están desarrollando, la entidad es autónoma, con una nómina más representativa y con el perfil de una entidad que ya puede valerse por sí sola, generando incluso liderazgo a nivel regional.

Santana reconoce que la piratería sigue siendo un gran problema. “El país está mal con relación a la piratería. Hay mucha piratería, en los medios de comunicación incluso. Esto ha generado un daño a la economía del país, porque el negocio lo hacen dos o tres y es un negocio lucrativo. Es un crimen que tiene que ser atacado”. De igual forma, reconoció que el país sigue en la lista de observación por piratería de la Oficina de Comercio Exterior de los Estados Unidos. “Estamos trabajando conjuntamente con los organismos internacionales para bajar de una lista negra de piratería. Estamos en la lista de observación y queremos salir de ahí”.

El director de la ONDA llamó a los creativos a oficializar sus derechos. Prometió que en los próximos días estarán anunciado un sistema de registro en línea, para que cualquier persona pueda acceder de manera remota a los servicios de la institución.

El costo actual del registro de una obra musical con letra o sin letra es de RD$500. El registro de un software cuesta RD$20,000 pesos y obras literarias de gran dimensión RD$5,000. En cuanto a los documentos, solo se debe llevar una obra física (word o PDF), un archivo digital de las obras y la copia de la cédula.

Destacaron que el derecho de autor es para toda la vida. Es un único registro que no requiere ser renovado, y cuya vigencia en la actualidad según nuestra legislación es de 70 años tras la muerte del autor. Pero, tras una serie de controversias han creado un centro de mediación y arbitraje con la intención de solucionar las demandas alrededor de importantes figuras, pues han podido comprobar que en especial en torno a las obras históricas de la música existe una situación grave, pues familiares consideran que esas obras son de ellos.

 

“La ONDA busca dejar un legado a la sociedad creando un registro de todas las obras que ya son de dominio público. Nos estamos centrando en las obras musicales”, afirmó Jenniffer Troncoso.

En la actualidad se han presentado dos piezas legislativas que buscan modificar la Ley 65-00. Al respecto diversas sociedades que protegen el derecho de autor emitieron su voz de alarma pues afirman que pretenden desconocer conquistas.

“Nosotros nos hemos reunido con estos legisladores y le hemos explicado cómo funciona el sistema universal de derecho de autor, sus derechos adquiridos y como el país forma parte de tratados internacionales, para modificar esa ley tendría entonces el país que salirse de esos tratados. Por desconocimiento y un poco por populismo se somete un proyecto que vendría a reducir el estatus de prestigio que tiene el país y el avance que estamos experimentando en garantizar que aquí se protege la propiedad intelectual. Estas modificaciones no proceden y se lo hemos hecho saber”, concluyó Santana.

Tú puedes formar parte de nuestra RED NOTICIOSA NACIONAL


Become a Patron!


 

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí