Simuló su muerte para cobrar los 2 millones de dólares del seguro, pero su hijo lo descubrió

0
162

La familia Vorotinov, residente en Minnesota, tiene vínculos en Moldavia, y protagonizó una curiosa trama de supuesta muerte y reclamos millonarios que se proyectó, literalmente, miles de kilómetros entre Estados Unidos y la citada república exsoviética en el este de Europa.

En octubre de 2011, de acuerdo al relato de The Washington Post, Irina Vorotinov recibió una llamada telefónica que le notificó una tragedia: el cuerpo de su exesposo Igor, de 54 años, había sido hallado en Moldavia. El forense determinó que había fallecido por un ataque cardíaco y no se hallaron en el cadáver, encontrado en unos arbustos, signos de violencia. Aunque en estado de descomposición, fue identificado porque en el cuerpo portaba un pasaporte y otros documentos a nombre de Igor Vorotinov.

Una elaborada trama, con muerto y funeral simulado incluidos, fue realizada para cobrar 2 millones de dólares de un seguro de vida. (Reuters)

Irina, de 52 años, comunicó la tragedia a sus hijos en su casa de Maple Grove, Minnesota, y viajó a Moldavia, donde acompañado de un funcionario de la Embajada estadounidense identificó el cadáver y determinó su cremación, a fin de llevar de vuelta a Minnesota solo las cenizas de su difunto exmarido. Un funeral fue realizado y pese al dolor expresado por la familia, se le dio el último adiós a Igor Vorotinov.

O eso se suponía.

En 2012, Alkon Vorotinov, hijo de Irina e Igor, se encontraba en Moldavia visitando a amigos y de repente se topó con una aparición: su padre estaba vivo. Al parecer, narra el Post, sintió alivio al saber que Igor no era el muerto encontrado en los arbustos ni eran sus cenizas las que fueron honradas en Minnesota, pero luego se enteró de una turbia trama. En realidad, Igor Vorotinov protagonizó un fraude y se encontraba en Moldavia disfrutando de los 2 millones de dólares de su seguro de vida que su esposa cobró luego de que él fue declarado muerto.

Tras el falso funeral, Irina presentó en Estados Unidos el reclamo del jugoso seguro de vida y, de acuerdo a lo que las investigaciones judiciales han revelado, cuando en marzo de 2012 obtuvo los 2 millones de dólares comenzó a realizar transferencias financieras a cuentas en Moldavia, Hungría y Suiza. La aseguradora, Mutual of Omaha, le pagó porque, al realizar sus diligencias, que incluyeron indagaciones en Moldavia, determinó que Igor en efecto había muerto.

Todo iba de acuerdo al plan. Pero cuando Alkon, de 29 años, se topó con su padre vivito y coleando en Moldavia, entró en una suerte de shock. Y aunque no supo sino hasta entonces del fraude que sus padres habían cometido, él se lo calló y no reportó el asunto. Incluso siguió realizando viajes periódicos a Moldavia y eso comenzó a levantar sospechas.

En 2013, narra el Post, el FBI recibió una llamada anónima que afirmaba que Igor estaba vivo y que en Moldavia y Ucrania, donde residía, se hacía llamar Nikolay Patoka. Las autoridades en Estados Unidos procedieron entonces a investigar, arrestaron a Alkon y hallaron en su laptop fotos tomadas en 2013 que mostraban a Igor vivo. Irina fue arrestada también y al final Alkon confesó el fraude cometido por sus padres. Un último intento de padre e hijo de atribuir todo el asunto a un supuesto secuestro de criminales que querían robar el dinero del seguro fue fallido. Nadie les creyó y, tras varios años, Igor fue arrestado en noviembre de 2018 en Moldavia y extraditado a Estados Unidos bajo acusaciones de fraude.

Alkon se había ya declarado culpable en 2015 (fue condenado a 36 meses de prisión) e Irina en 2016 (sentenciada a 37 meses en la cárcel), ambos lamentándose que acabaron viviendo en la pobreza mientras su padre y su nueva novia gozaban de los 2 millones de dólares en Moldavia. Irina incluso padeció cáncer de seno y su casa le fue embargada por deudas. Pero tras su arresto, el propio Igor reconoció su culpabilidad y la fiscalía ha pedido 41 meses de cárcel.

Igor será sentenciado en julio y, de acuerdo al Post, el castigo para la familia Voronikov no terminará cuando ellos cumplan su condena: deberán reembolsar a Mutual of Omaha el dinero del seguro que se gastó y eso presumiblemente los consumirá por años.

Y queda un misterio pendiente: ¿de quién era el cadáver hallado en Moldavia que fue hecho pasar por Igor?

 

FUENTE: pagina YAHOO

Loading...

ES

Únete a la conversación