Modifican el ADN de dos bebés para que no enfermen de VIH

0
152

 

 

Mark, el padre de Lulu y Nana, tiene VIH. Las bebés nacieron con éxito en China luego de un embarazo normal y de que su ADN fuera modificado para que no enfermen del padecimiento de su padre.

 

Grace, la madre de las niñas, quedó embarazada por fertilización in vitro. Al enviar el esperma de Mark al óvulo, los médicos enviaron también proteína e instrucciones para realizar la cirugía genética que blindaría los organismos de las gemelas contra el virus del VIH y el Sida.

“Cuando Lulu y Nana eran sólo una célula, esta cirugía eliminó una puerta a través de la cual entra el VIH para infectar a las personas“, explicó el doctor He Jiankui, líder de un grupo de científicos en la Southern University of Science and Technology en Shenzhen, China, a través de un video de YouTube.

Luego de la modificación genética y bajo la minuciosa observación de los médicos, los embriones fueron colocados en el vientre de la mujer, quien tuvo un embarazo normal y dio a luz a las dos niñas sanas.

El proyecto del doctor Jianku ha generado alarma entre la comunidad científica, pues no sólo violó la ética académica y el código de conducta de la Universidad, sino que puede tener implicaciones genéticas nocivas y desconocidas hasta ahora.

Loading...

En un comunicado oficial, la Southern University of Science and Technology dijo desconocer este proyecto y aseguró que Jianku lo realizó fuera de la institución, durante el receso en el que se encuentra sin goce de sueldo hasta enero de 2021.

La universidad expresó su profunda conmoción ante la noticia y aseguró que convocará a expertos internacionales para investigar el incidente y luego publicar los resultados. Aún no se puede asegurar que la edición funcionó y que no causó otros daños.

La edición de genes es un tema muy controvertido entre la comunidad científica mundial, pues se desconocen sus alcances y cómo podrían cambiar el ADN de futuras generaciones. En Estados Unidos está prohibida por completo.

Loading...

Aunque el diseño de bebés genéticamente modificados puede ser una posibilidad para salvar a los niños de enfermedades hereditarias devastadoras, todavía hay muchas cosas por resolver en la materia.

Únete a la conversación