Al menos dos hondureños han muerto en el camino de la caravana migrante

0
151

El gobierno de Honduras aseguró el lunes que dos de sus ciudadanos, que participaban en la caravana de migrantes que marcha por México rumbo a Estados Unidos, murieron y explicó que uno de los cadáver ya fue repatriado.

El jefe de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, aseguró en una comparecencia ante la prensa que “en este éxodo multinacional que ha habido de migrantes tenemos dos hondureños que han perdido la vida“.

El funcionario no develó sus identidades por razones de “respeto a su familia”.

Aseveró que una persona murió el sábado en el km 30 de la carretera al Pacífico de Guatemala al caer de un vehículo y “que ha sido repatriado ya su cuerpo”.

 
 

La otra persona perdió la vida este lunes el km 282 de la carretera de Tapachula a Huehuetan, Chiapas, según dijo.

Dos taxistas pelean en New York

“Lamentamos que este tipo de situaciones se estén dando en esta caravana multinacional”, indicó, pero aseguró que socorristas hondureños atienden por daños en los pies y facilitándoles hidratación a muchos de los migrantes, al tiempo que les ofrecen ayuda para regresar a su país.

Por su parte, la vicecanciller Nelly Jerez, aseveró que otros 300 miembros de la caravana su sumaron a los 3 mil 433 que habrían retornado al país entre viernes y domingo, según cifras del gobierno.

Más migrantes

Pero entre los que avanzaron hasta Huixtla y los que se devolvieron, también hay muchos otros a medio camino. Cientos cruzaron la frontera sur de México la tarde del lunes luego de que el gobierno mexicano les permitiera entrar.

Se trata de unos 400 hondureños —según ONGs— que esperaban hacinados desde el viernes en el puente fronterizo con Guatemala, y que también forman parte de la caravana.

Se les permitió el paso “porque la cancillería (mexicana) abogó para que no continuaran a la intemperie y sufriendo las inclemencias del clima”, dijo a la AFP el comisionado de Migración, Gerardo García.

 

Las autoridades habían colocado unos 20 sanitarios móviles y dos grandes recipientes de plástico con capacidad para más de mil galones de agua para que los migrantes pudieran lavarse las manos o bañarse, pero todo a la intemperie. Además, al acumularse la basura, comenzaron a proliferar las moscas y mosquitos en medio del intenso calor y humedad de la zona.

Loading...

Aparte de todos los que, de un modo u otro, han alcanzado México, una segunda caravana de hondureños salió el domingo desde Guatemala también buscando llegar a Estados Unidos.

Únete a la conversación