La foto de una niña bebiendo del suelo que estremece al mundo

0
431

Esta foto ha dado la vuelta alrededor del mundo e indigna a millones de personas en las redes sociales. En ella vemos a una niña bebiendo agua de un charco. Una periodista presenció la escena, tomó la foto y miles de críticas cayeron sobre ella.

La niña pertenece a los mby’a, un grupo del pueblo guaraní, y se encontraba, en la ciudad argentina de Posadas, en la ribera del río Paraná que traza la frontera con Uruguay.

¿Cómo puede acabar una niña bebiendo agua de un charco? Intentemos reconstruir su historia.

Tal vez, la niña de la foto nació hace unos 7 u 8 años, un día que la lluvia repicaba en el techo de chapa de su casa en la reserva. Creció junto con otros mbya en unas condiciones nada favorables: el gobierno los había recluido en una extensión de tierra escasísima después que los grandes terratenientes se hicieran con sus tierras ancestrales y los desplazaran forzosamente.

Tal vez, acudió con varias familias a retomar esas tierras que les habían robado y pudo disfrutar varias semanas de la exuberancia de la naturaleza, viendo a sus mayores pescar y recolectar frutos. Por fin se sentían en paz.

Tal vez, días más tarde, asistió a una escena que jamás tendría que haber ocurrido y vio como grupos armados disparaban contra ellos para que abandonaran sus nuevas casas.

Tal vez perdió en el conflicto a algún familiar o allegado porque una de esas balas fueron letales. O porque alguno, desesperado por la pérdida de sus tierras, terminó por suicidarse, como los más de 625 indígenas guaraníes que se han quitado la vida en los últimos 30 años, entre los que se cuenta un niño de 9.

Lo que sabemos seguro es que ella y su familia estaban acampados en Posadas, según informa Misiones Online, que también comenta que los menores “son explotados por adultos de su comunidad”, siendo obligados a mendigar.

Asimismo, señala que el ayuntamiento y el gobierno provincial traslada a las familias a sus pueblos de origen, pero vuelven a por las limosnas. Pero nada se dice de que en el bosque son explotados por el agronegocio, que les paga poco y les da unas condiciones de trabajo infrahumanas.

Desde Survival International señalan que la mayoría de medios se han olvidado de mencionar el contexto en el que viven estas familias:

“No se está explicando por qué los guaraníes mbyá de Argentina se encuentran en dicho estado de miseria y marginalidad y por qué el robo de tierras está detrás de una situación tan devastadora. Es el destino al que les aboca nuestra sociedad industrializada que les despoja de sus territorios y recursos para explotar económicamente sus tierras ancestrales, dejando en el abandono a comunidades completamente desarraigadas y devastadas”.

“Los guaraníes de América Latina sufren una de las crisis humanitarias más graves y desgarradoras del momento. La práctica totalidad de sus tierras les ha sido usurpada, y viven en condiciones de marginalidad y miseria extremas. Registran tasas de suicidio sin igual, incluso entre sus más jóvenes, y están sometidos una violencia atroz por parte de quienes les han robado sus territorios (poderosos terratenientes que contratan pistoleros que los amenazan, persiguen y matan)”.

Loading...

Y añaden en este artículo sobre el gran número de suicidios entre la tribu guaraní que: “la pérdida y la destrucción de sus tierras está en el origen de su tremendo sufrimiento mental.

Para los guaraníes, como para la mayoría de los pueblos indígenas tribales, su tierra lo es todo. Les da alimento y refugio, moldea sus lenguas, sus cosmovisiones y su identidad. También es el lugar donde están enterrados sus antepasados y la herencia de sus hijos. Simplificando: la tierra es lo que son. La línea divisoria entre el mundo exterior de la naturaleza y el mundo interior del yo es muy fina”.

Únete a la conversación

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor introduzca su nombre