Entérese porque son peligrosos los coágulos de sangre

0
99

El término médico de los coágulos sanguíneos es tromboembolismo venoso o trombosis y es una afección grave que se puede prevenir. Es importante saber todo sobre este problema porque puede afectar a cualquier persona, a cualquier edad y ocasionar una enfermedad grave, una discapacidad y, en algunos casos, la muerte. La buena noticia es que se puede prevenir y tratar si se detecta en su etapa inicial.

Los coágulos se forman cuando la sangre pasa de líquida a sólida y obstruyen la circulación en las venas o arterias. Hay dos tipos principales de coágulos de sangre:

Los coágulos de sangre que se forman en una vena profunda de la pierna, la pelvis y a veces el brazo, se llaman trombosis venosa profunda (TVP). Este tipo de coágulo no causa ataques cardíacos ni accidentes cerebrovasculares (ACV) pero igualmente son muy peligrosos.
Los coágulos de sangre que se forman en una vena o arteria, por lo general en el corazón o el cerebro, se denominan trombosis arterial o venosa. Este tipo de coágulo puede causar ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Cuando el coágulo causa una obstrucción en una arteria puede impedir que el oxígeno llegue a los tejidos en esa área, a esto se le denomina isquemia. Si la isquemia no se trata oportunamente, puede provocar daños en los tejidos o la muerte.
Ambos tipos de coágulo pueden ocasionar problemas graves de salud, pero tienen distintas causas y requieren medidas de protección diferentes. Los tipos de coagulo más frecuentes son la trombosis venosa profunda (TVP) y la embolia pulmonar (EP).

La complicación más grave de la TVP ocurre cuando una parte del coágulo se desprende y viaja por el torrente sanguíneo hasta los pulmones, causando un bloqueo llamado embolia pulmonar (EP). Si el coágulo es pequeño, con un tratamiento adecuado la persona se puede recuperar. Pero si es grande, puede impedir que la sangre llegue a los pulmones y provocar la muerte.

¿Qué provoca los coágulos de sangre?
La acumulación de sangre en las venas profundas.
El daño en los vasos sanguíneos.
El aumento de la actividad de los componentes de la sangre que forman parte del proceso de coagulación normal.
Factores de riesgo de un coágulo de sangre
Anomalías (defectos) hereditarias que causan una mayor tendencia a coagularse.
Haber tenido un procedimiento quirúrgico
Estar sentado o acostado durante largos períodos (sentado más de 4 horas), por ejemplo, después de una cirugía o en viajes largos en avión o en automóvil (se reduce el flujo de sangre en las piernas en un 50%)
Una lesión importante
La edad
El cáncer
Tener insuficiencia cardíaca
El embarazo
Uso de terapia hormonal o de píldoras anticonceptivas
Tener antecedentes de trombosis venosa profunda
Diabetes, que conduce al daño de los vasos sanguíneos.
Obesidad, donde el exceso de peso ejerce presión sobre las venas y las debilita.
Embarazo y parto, ya que la tensión física ejerce presión sobre las venas profundas y las debilita.
Fumar tabaco, que se asocia con daños en los vasos sanguíneos y duplica el riesgo de coágulos de sangre
¿Cómo se pueden prevenir los coágulos de sangre?
Toma descansos y estira tus piernas cuando viajes largas distancias.
Realiza ejercicios de talón cuando estés sentado durante un viaje prolongado y levántate y camina con la mayor frecuencia posible.
Bebe líquidos, preferiblemente agua, especialmente durante viajes prolongados.
Busca atención médica temprana si tienes alguno de estos síntomas: hinchazón de la pierna a lo largo de una vena de la pierna, dolor en la pierna que solo se siente al estar de pie o caminar, más calor en la zona de la pierna que está hinchada o dolorosa, enrojecimiento o alteraciones del color de la piel de la pierna, sensación inexplicable de falta de aliento, dolor al respirar profundo, expectoración de sangre al toser, respiración acelerada y frecuencia cardíaca rápida.
Deja de fumar, lleva una dieta saludable, controla el peso, controla el colesterol y la presión arterial.
Se consciente de que tienes más riesgos si hay un historial familiar de coágulos de sangre.
En caso de cirugía mayor, lesión, inmovilidad prolongada o si estás enyesado, pregúntale a tu proveedor de atención médica si debes recibir tratamiento para prevenir los coágulos de sangre. En algunos casos, los médicos recetan medicamentos anticoagulantes a largo plazo para prevenir que se forme un coágulo de sangre.
Fuentes: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Institutos Nacionales de Salud (NIH), Indiana Hemophilia & Thrombosis Center.

Más para leer sobre la sangre

Prueba de sangre ¿puedo tomar agua si me indicaron ayuno?
Los test de sangre más importantes
Iniciar la conversación
Ingresa en tu cuenta para publicar un mensaje.

Noticias
¿Por qué son peligrosos los coágulos de sangre?
HolaDoctor.com
Inés González
,HolaDoctor.com•3 de abril de 2019
El término médico de los coágulos sanguíneos es tromboembolismo venoso o trombosis y es una afección grave que se puede prevenir. Es importante saber todo sobre este problema porque puede afectar a cualquier persona, a cualquier edad y ocasionar una enfermedad grave, una discapacidad y, en algunos casos, la muerte. La buena noticia es que se puede prevenir y tratar si se detecta en su etapa inicial.

Los coágulos se forman cuando la sangre pasa de líquida a sólida y obstruyen la circulación en las venas o arterias. Hay dos tipos principales de coágulos de sangre:

Los coágulos de sangre que se forman en una vena profunda de la pierna, la pelvis y a veces el brazo, se llaman trombosis venosa profunda (TVP). Este tipo de coágulo no causa ataques cardíacos ni accidentes cerebrovasculares (ACV) pero igualmente son muy peligrosos.
Los coágulos de sangre que se forman en una vena o arteria, por lo general en el corazón o el cerebro, se denominan trombosis arterial o venosa. Este tipo de coágulo puede causar ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Cuando el coágulo causa una obstrucción en una arteria puede impedir que el oxígeno llegue a los tejidos en esa área, a esto se le denomina isquemia. Si la isquemia no se trata oportunamente, puede provocar daños en los tejidos o la muerte.
Ambos tipos de coágulo pueden ocasionar problemas graves de salud, pero tienen distintas causas y requieren medidas de protección diferentes. Los tipos de coagulo más frecuentes son la trombosis venosa profunda (TVP) y la embolia pulmonar (EP).

La complicación más grave de la TVP ocurre cuando una parte del coágulo se desprende y viaja por el torrente sanguíneo hasta los pulmones, causando un bloqueo llamado embolia pulmonar (EP). Si el coágulo es pequeño, con un tratamiento adecuado la persona se puede recuperar. Pero si es grande, puede impedir que la sangre llegue a los pulmones y provocar la muerte.

Loading...

¿Qué provoca los coágulos de sangre?
La acumulación de sangre en las venas profundas.
El daño en los vasos sanguíneos.
El aumento de la actividad de los componentes de la sangre que forman parte del proceso de coagulación normal.
Factores de riesgo de un coágulo de sangre
Anomalías (defectos) hereditarias que causan una mayor tendencia a coagularse.
Haber tenido un procedimiento quirúrgico
Estar sentado o acostado durante largos períodos (sentado más de 4 horas), por ejemplo, después de una cirugía o en viajes largos en avión o en automóvil (se reduce el flujo de sangre en las piernas en un 50%)
Una lesión importante
La edad
El cáncer
Tener insuficiencia cardíaca
El embarazo
Uso de terapia hormonal o de píldoras anticonceptivas
Tener antecedentes de trombosis venosa profunda
Diabetes, que conduce al daño de los vasos sanguíneos.
Obesidad, donde el exceso de peso ejerce presión sobre las venas y las debilita.
Embarazo y parto, ya que la tensión física ejerce presión sobre las venas profundas y las debilita.
Fumar tabaco, que se asocia con daños en los vasos sanguíneos y duplica el riesgo de coágulos de sangre
¿Cómo se pueden prevenir los coágulos de sangre?
Toma descansos y estira tus piernas cuando viajes largas distancias.
Realiza ejercicios de talón cuando estés sentado durante un viaje prolongado y levántate y camina con la mayor frecuencia posible.
Bebe líquidos, preferiblemente agua, especialmente durante viajes prolongados.
Busca atención médica temprana si tienes alguno de estos síntomas: hinchazón de la pierna a lo largo de una vena de la pierna, dolor en la pierna que solo se siente al estar de pie o caminar, más calor en la zona de la pierna que está hinchada o dolorosa, enrojecimiento o alteraciones del color de la piel de la pierna, sensación inexplicable de falta de aliento, dolor al respirar profundo, expectoración de sangre al toser, respiración acelerada y frecuencia cardíaca rápida.
Deja de fumar, lleva una dieta saludable, controla el peso, controla el colesterol y la presión arterial.
Se consciente de que tienes más riesgos si hay un historial familiar de coágulos de sangre.
En caso de cirugía mayor, lesión, inmovilidad prolongada o si estás enyesado, pregúntale a tu proveedor de atención médica si debes recibir tratamiento para prevenir los coágulos de sangre. En algunos casos, los médicos recetan medicamentos anticoagulantes a largo plazo para prevenir que se forme un coágulo de sangre.

Únete a la conversación