Estados Unidos aplicó nuevas sanciones financieras a la Guardia Revolucionaria del régimen iraní

0
147

El Departamento del Tesoro estadounidense apuntó este martes a la red internacional que canaliza dólares y euros a la Guardia Revolucionaria iraní (IRGC), designando a 25 personas y entidades relacionadas con ese cuerpo militar de élite como objeto de sanciones financieras.

Los sancionados son empresas fachada del banco Ansar y Ansar Exchange -controlados por el IRGC- en Irán, Turquía y los Emiratos Árabes Unidos, que en conjunto movieron más de 1.000 millones de dólares para el régimen de Teherán, según el Tesoro.

Los fondos han beneficiado tanto a los Guardia Revolucionaria -ejército ideológico de la República Islámica-, como al Ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas de Irán, agregó la cartera estadounidense.

Las sanciones buscan dejar a los nombrados fuera del sistema financiero global mediante la prohibición a los ciudadanos y las empresas estadounidenses, incluidos los bancos internacionales con presencia en Estados Unidos, de hacer negocios con ellos.

 

El esquema explicado por el Departamento del Tesoro

El esquema explicado por el Departamento del Tesoro

Cualquier institución financiera extranjera que facilite a sabiendas una transacción significativa para cualquiera de las personas o entidades designadas hoy podría estar sujeta a sanciones estadounidenses“, advirtió el Tesoro.

Los 25 personas y entes nombrados son en su mayoría empresas de cambio relativamente pequeñas, calificadas por el Tesoro como “compañías fachada“, y sus propietarios y gerentes que trabajaron con Ansar Bank y Ansar Exchange. Además, figuras clave en Ansar Bank y Ansar Exchange fueron sancionadas.

Esta vasta red es solo el ejemplo más reciente del uso del régimen iraní de prácticas engañosas para explotar el sistema financiero global y desviar recursos a entidades sancionadas“, dijo el subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Sigal Mandelker.

Loading...

Washington ha incrementado la presión económica sobre Irán desde que el presidente Donald Trump decidió retirarse el año pasado del pacto nuclear de 2015, asegurando que Teherán no estaba “a la altura del espíritu del acuerdo”.

Únete a la conversación